Historia Flashdance

La historia de amor de Flashdance

Flashdance fue una de las películas más exitosas de la década de los años 80´s. Desde su estreno en abril de 1983, la historia de amor se ha convertido, sin lugar a dudas, en un icono del cine de la época. Un filme con un argumento romántico, con la originalidad de las canciones que forman la banda sonora, poniendo música a cada escena.

Alex Owens y Nick Hurley eran los protagonistas de la película. A sus 18 años, la joven se ganaba la vida trabajando como soldadora en una fábrica en Pittsburghun durante el día y actuando cada noche como bailarina en el Mawby´s bar, un lugar muy frecuentado por sus compañeros de trabajo. Nick a su vez era un empresario divorciado propietario de la explotación de acero en la que Alex era operaria. Lo que ella no imaginaba era que el dueño de la fábrica en la que trabajaba, se terminaría convirtiendo en alguien tan importante en su vida.

¿Cómo se conocieron?

Una noche el destino quiso que Alex y Nick coincidieran en el Mawby´s bar. Su actuación ese día fue espectacular, todos recordamos esa escena, una de las más icónicas de la película. Tras realizar una coreografía impecable, Alex culminó su actuación con un baño de agua que dejó a todos los presentes alucinados. Una de esas personas que observaban perplejas era Nick, su jefe. Muy interesado en la joven bailarina quiso saber quién era y su sorpresa no pudo ser mayor al enterarse de que era una de las trabajadoras de su fábrica.

Al día siguiente, se acercó a ella en su tiempo de descanso en la explotación de acero para presentarse. Ni su propuesta ni su condición de dueño de la fábrica fueron suficientes para conseguir que la joven accediera a cenar con él. Para ella no era una situación adecuada. Finalmente y tras mucha insistencia, Alex aceptó. Así comenzó la historia de amor de la película, con un encuentro en el que ambos se sintieron especialmente cómodos y a gusto el uno con el otro.

Independencia

Un aspecto clave de la película en general y de la historia de amor de los protagonistas en particular, es la autosuficiencia e independencia tan característica de Alex. Era una mujer independiente a la que no le importaba demostrar en cuantas ocasiones fuera necesario que no necesita que nadie la ayude a conseguir sus objetivos. Ella misma es capaz de lograr todo lo que se proponga. De ahí que todos recordemos esa brusca escena de la película en la que se bajó del coche de Nick en medio de un túnel sin pensárselo dos veces al enterarse de que él había recurrido a sus contactos para garantizarle la prueba en la academia de baile.

Una complicada historia de amor

Flashdance capta la esencia de una complicada historia de amor. Alex y Nick son dos personas con vidas muy diferentes y de procedencia totalmente distinta. En esa época la clase social a la que pertenecían las personas todavía era una de las grandes barreras para una relación como era el caso. Aún con todo, los sentimientos y la actitud de ambos fueron las claves para conseguir hacerlo posible.

No podemos olvidar la increíble banda sonora de la película. Suena la canción adecuada en el momento idóneo para acompañar el ritmo de la historia y el argumento romántico de la misma. Se trata del sello de identidad de la película, la clave de su diferenciación. Flashdance no es una simple película romántica, Flashdance se ha convertido en uno de los clásicos de los años 80´s.

Flashdance El Musical” llega al Teatro Tívoli de Barcelona el próximo 1 de marzo de 2019 para hacernos disfrutar de la historia de amor de Alex y Nick desde una perspectiva actualizada y moderna, con los grandes éxitos musicales de la película.