Gastón Briski

Entrevista a Gastón Briski, diseñador de sonido de Flashdance

El diseñador de sonido es el responsable del conjunto de músicas y sonidos que acompañan a un espectáculo, ¡y en Flashdance ese es nada más y nada menos que Gastón Briski! Esta figura tiene una gran importancia en cualquier musical, pero para muchos puede que sea desconocida. Por ello, hemos estado con él para que podáis conocerle más, también su trabajo. ¡Os va a encantar!

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del sonido? ¿Por qué los espectáculos?

Vengo de familia de artistas, lo que prácticamente me hizo criarme en teatros. Antes de llegar al mundo del sonido pasé por ser utilero, maquinista, regidor y cañonero. Un día hizo falta un asistente para sonido ¡y allí fui! Yo estudiaba música en aquel entonces (años ochenta) y eso fue fundamental, porque en mi cabeza (aunque no lo sabía aún) tenía claro los resultados que quería obtener al amplificar instrumentos y voces.

Lo que no tenía por aquel entonces era una formación sólida sobre acústica (física), electrónica y mucho menos consolas, altavoces, micrófonos, sistemas inalámbricos, etc. Pero tenía 15 años solamente y no había ningún lugar donde estudiar sonido. Pude experimentar a prueba/error, y más adelante fui adquiriendo conocimiento… ¡y sigo cada día!

Hice mi primer diseño de sonido en 1986 y desde entonces ya llevo casi 200 producciones de formato grande.

¿Podrías hablarnos un poco acerca de tu filosofía como diseñador de sonido?

Creo que la función del diseñador de sonido es poder interpretar la esencia de cada obra (música, texto, espíritu), para luego traducir esa interpretación a un resultado fiel a esa esencia. El diseñador de sonido es el encargado de interpretar y entregar toda la información auditiva de cada fuente (instrumentos, voces, efectos) al público, en todos los asientos de las salas donde se interprete cada obra.

La función del diseñador de sonido es poder interpretar la esencia de cada obra para luego traducir esa interpretación a un resultado fiel a esa esencia.

¿Qué retos tiene que afrontar un diseñador de sonido?

¡Todo son retos! Creo que el reto máximo es el poder de adaptación. En muchos casos dependemos de factores acústicos, estructurales, técnicos y visuales que condicionan el resultado y que no podemos modificar.

En todos los casos existe esta proporcionalidad: Buena acústica vs. mal equipo, buen equipo vs. imposibilidad de colgado, mala acústica vs. heavy metal y todo viceversa. El diseñador de sonido debe poder advertir cualquiera de estas condiciones y anticipar soluciones.

¿Cuál ha sido el mayor desafío que has tenido con Flashdance?

Que la sonoridad fuera reconocible pero actual, no ochentoso excepto donde fuera indispensable. También fue un desafío generar un lenguaje teatral en escenas de diálogos y luego pasar casi inmediatamente a canciones con bastante volumen sin perder coherencia y credibilidad en la amplificación.

¿Qué características concretas necesita Flashdance El Musical en lo que respecta al sonido?

Flashdance necesita un equipo de sonido de la mejor calidad, que hoy es el standard de los musicales de primer nivel en el mundo.

¿Qué es lo más importante del sonido del musical?

La fidelidad entre la fuente de sonido y el resultado amplificado.

¿Qué puedes decirnos acerca de la evolución tecnológica? ¿Cómo afecta al diseño de sonido de un espectáculo?

La mayor evolución, ya bastante vieja, fue la llegada del audio digital. De ahí en adelante hemos visto un progreso constante. Las ventajas del mundo digital son tantas que lo analógico ya es casi vintage. Para un diseñador, el mundo digital facilita enormemente el control de señales, reduce en la mayoría de los casos la cantidad de periféricos, agiliza tiempos de montaje y provee herramientas de automatización.

Sin duda, esta evolución favorece al sonido de cualquier espectáculo ya que el usuario tiene en sus manos herramientas más poderosas y eficientes. Todo dependerá de quiénes y cómo las usen…